Página Principal

29/5/2011

HÁBITOS DE HIGIENE Y SALUD PERSONAL


Como ya sabemos todos, uno de los principales objetivos de los padres es crear en los niños ciertos hábitos de higiene personal y salud, y aunque en los primeros meses de vida los adultos son los que realizan todas estas tareas, a partir del primer año ya se les debe ir enseñando acciones relacionadas, como lavarse las manos antes de comer, para ir creando en ellos una autonomía necesaria para su sano desarrollo. 

En edad infantil es crucial todas estas enseñanzas de prevención higiénica, por eso dedico este espacio del blog para hablar sobre el tema, que aunque es muy amplio, intentare abarcarlo todo de manera resumida y clara para que mi blog sirva a los lectores de fuente informativo.


La prevención higiénica es un aspecto muy importante a considerar en cuanto al buen desarrollo del niño ya que su ausencia puede provocar infecciones y enfermedades que afecten a su crecimiento o salud.

En primer lugar, destacaré la existencia de las tres fases que se dan en la higiene personal del niño infantil:

  • Fase pasiva: El adulto realiza la actividad de higiene del bebé.

  • Fase colaboradora: El niño participa en su propio aseo.

  • Fase activa: Se da una independencia progresiva de las maniobras de aseo personal en el niño aunque aún el adulto le vigile.
  
En estos primeros años de vida del niño, como es la etapa infantil (0-6 años), lo más recomendable es fomentar en él la progresiva adquisición de hábitos saludables.
Lo 1º bajo mi punto de vista que se debe hacer, es procurar que el niño nos imite, dándole ejemplo de nuestro comportamiento y acostumbrarlo desde pequeño (tanto padres como educadores) a unas rutinas diarias relimpieza personal y del medio en que viven, haciéndoles participes de la prevención de infecciones. La principal técnica es precisamente esta, la estimulación a modo de imitación, y si lo afrontas con positivismo y afecto seguro que los niños aprenden rápido.

Tener una buena higiene es sumamente importante, y aunque los niños son un poco vagos con esto, el adulto debe motivarles y corregirles la mala actitud que tienen hacia el cuidado personal desde que son pequeños, para que siempre recuerden cuidarse una vez que sean adultos. La adopción de buenos hábitos de higiene les proporcionará seguridad ya que los niños aprenden a través de las rutinas que siguen.


La ropa también es un aspecto importante ya que debe estar limpia y sin manchas. Aunque en infantil mancharse está a la orden del día y es algo natural al comer o jugar, no está de más enseñar a los niños a tener cuidado para no mancharse demasiado a partir de los 4 años, edad en la que comienzan a realizar cada vez más y más acciones por su cuenta y, a los 5 años ya pueden vestirse solos haciéndose responsables de su higiene personal.


Las principales rutinas de aseo personal en la infancia son:


HÁBITO DE ASEO PERSONAL

TIEMPO EMPLEADO

CARACTERÍSTICAS

BAÑO, DUCHA Y ASEO CUTÁNEO


El baño deberá de ser diario y es el principal medio de higiene, pero su ejecución cambia, ya que cuando el niño va creciendo se bañará sentado en bañeras más amplias para poder jugar aunque NUNCA DEJÁNDOLE SOLO.
Independientemente del baño diario, las manos y la cara deben lavarse todos los días y por ello en las escuelas infantiles se trabaja como una de las rutinas diarias a diferencia del baño, que eso se dará en el hogar. Una de las costumbres más importantes y fundamentales para evitar que se contagien enfermedades es lavarse las manos, especialmente debido a la costumbre que los niños tienen de tocar todo lo que encuentran en su entorno y llevarse la mano a la boca.
Tomarse un baño es una discusión continua con muchos niños que lo encuentran fastidioso, sobre todo entre los 3 y los 6 años (2º ciclo de educación infantil), pero hay que encontrar la manera de darles una experiencia divertida para que se bañen al menos una vez al día.
Aquí os dejo un video interesante y resumido donde un médico experto* explica detalles concretos del BAÑO DEL BEBÉ

* Dicho médico tiene más videos que podréis ver a la derecha de la página que os saldrá al pinchar sobre "Baño del bebé". Trata temas como cuánto tiene que dormir el bebé (relacionado con otro de mis apartados del blog denominado “Descanso y trastornos de sueño”).

La piel es una barrera del organismo para defenderse de agresiones externas además de un órgano de relación por el sentido del tacto, y es importante ser higiénicos con ella. En su limpieza se utiliza agua y jabón(los niños a partir de 2 años ya pueden, con nuestra supervisión y explicación oportuna, utilizar jabón en el lavado de manos) para tratar la epidermis eliminando su suciedad. La cabeza, las axilas, el cuello, la zona genital, las rodillas y los pies son las partes del cuerpo que más sufren los efectos de la sudoración. Pueden aparecer infecciones o inflamaciones de la piel como MUGUET / CANDIDIASIS DEL PAÑAL (infección por hongos en boca o zona genital) o ERITEMAS (inflamación de la piel por exceso de humedad en muslos, glúteos y genitales externos).

LIMPIEZA DEL CABELLO


A partir de 2 años se recomienda su lavado 2/3 veces por semana frotando el cuero cabelludo suavemente y aclarando con la yema de los dedos.
En cuanto al peinado, se deben favorecer aquellos que eviten molestias en la visión o rozaduras en la nuca por el sudor como los flequillos o melenas, y potenciar los que permitan a los niños su manipulación/motricidad fina para peinarse solos.
PIOJOS (Pediculosis): provoca un malestar continuo de picor localizado sobre todo en la nuca y detrás de las orejas. Para combatirlos será necesaria una limpieza exhaustiva del cabello con cura de desparasitación y lavado con agua hirviendo de los utensilios que estén en contacto con el pelo del niño como almohadas, peines…

HIGIENE BUCAL


A partir de los 18 meses se recomienda un cepillado tras cada comida, 1º sin dentífrico y, cuando el niño sepa enjuagarse correctamente, lo hará con pasta dentífrica.
El cepillado en edades tempranas es muy importante como hábito para el futuro de su salud. Debe ser supervisado hasta los 7/8 años, y más allá de lograr unos dientes blancos, fuertes y perfectos es esencial para protegerle de enfermedades e infecciones. A la hora de la práctica es positivo para su aprendizaje mostrarle los movimientos adecuados frente al espejo, diciéndole que deben hacerlo suavemente para no dañarse las encías  y que la pasta dental no se come.
CARIES: Proceso patológico localizado en el exterior del diente, que tras un reblandecimiento por la mala higiene bucal y/o el consumo de excesivos azúcares, se produce una cavidad/hueco. En la primera dentición se denomina “Caries del biberón”. Se debe prevenir para que el niño tenga una boca y dientes sanos procurando que los dientes de leche le duren el mayor tiempo posible hasta su pérdida de manera natural.

CUIDADO DE UÑAS EN PIES Y MANOS


La duración de su tratamiento es variable según el adulto vea la necesidad. Se recomienda cortárselas redondeadas en las manos y rectas en los pies para evitar la formación de uñeros.
Deben estar cortas y limpias porque son un importante vehículo de gérmenes e infecciones intestinales, ya que los niños a estas edades se lo llevan todo a la boca.
ONICOFAGIA: Se trata de la acción de morderse las uñas, que puede darse por motivo médico o psicológico afectando a los incisivos del niño y ocasionando una uñas astilladas peligrosamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada