Página Principal

29 de may. de 2011

CUENTOS AL REVÉS

Hola a todos, como ya podéis ver en el título, he nombrado a este apartado CUENTOS AL REVÉS, y es porque aquí me gustaría hablar sobre los cuentos tradicionales que pueden tener otra solución, otro final, aquellos cuentos que nos contaba nuestra abuela y que tenían alguna tragedia como que el lobo se come a la abuela de Caperucita o que Hansel y Gretel matan a la bruja de la casa de chocolate tirándola a la estufa.
Estos cuentos que os narro no tienen nada que ver con los tradicionales, y pueden ser interesantes para los niños ya que aprenden los colores, el compañerismo, etc. con sus contenidos.

Los niños se acostumbran a la fantasía del cuento y con su inocencia no ven el trasfondo a veces demasiado cruel que tienen los cuentos tradicionales, pero como muchas veces me han dado ganas de cambiar algún que otro cuento, qué mejor sitio que este para compartirlo con vosotros.

Hoy en día existen muchísimos lugares donde buscar y encontrar cuentos, de todos los tipos, colores, tamaños, pero…pocas adaptaciones han transformado a los cuentos populares en cuentos conocidos para las generaciones actuales.
Antes de comenzar con la enumeración y desarrollo de algunos cuentos, me gustaría escribiros una canción (a la que le ocurre lo mismo) y su correspondiente adaptación:

Araña arañita
Araña arañita sube la escalera (bis)
Y pluff! araña arañita de pronto cayó!
Vino un sapo feo y se la comió.
¡Sapo¡ verrugoso y feo devuélvenos a la arañita, ¡escúpela¡ ¡sch¡
Pequeña arañita, no hagas caso del sapo verrugoso y vete a casita
Entonces araña arañita subió por el balcón (bis)
araña arañita a su casa llegó.
 
Adaptación
Araña arañita sube la escalera (bis)
Vino la lluvia y se la llevó
Vino la lluvia y la tiró
Salio el sol, las nubes se secaron
Vino un sapo grande y tres besos le dió.
Y araña arañita otra vez subió (bis).















































CUENTOS DEL MUNDO AL REVÉS

*   CAPERUCITA SIN CAPUCHA

A Caperucita le gusta el color rojo. Su cepillo de dientes es rojo. Su toalla es roja, su peine es rojo y su capucha también es roja. Pero… ¿dónde está su capucha?

Caperucita se puso a chillar.
Oh, oh, oh…La capucha de Caperucita no está en su sitio. Y cuando Caperucita no tiene su capucha se pone muy nerviosa. ¿Dónde puede estar?
¿Está debajo de la alfombra? ¿Y del baúl? No. ¿Y de la cama? No, de la cama tampoco.
Oh, oh, oh…Caperucita está realmente nerviosa, está tan nerviosa que su madre no la entiende. Cuando pasó un rato se tranquilizó y su madre ya supo lo que la decía:
- (Caperucita) Mamá, mamá, he perdido mi capucha roja.
- (Su madre) Ya lo tengo, tengo una idea, te pondrás mi abrigo escocés que también es rojo.

Caperucita como tenía que ir a casa de su abuela, en el bosque, para llevarla requesón y miel, no pudo esperar hasta encontrar su capucha y se puso el abrigo escocés de cuadros rojos de su madre aunque no le gustaba demasiado.

Caminando por el bosque vio algo rojo a lo lejos…pero, ¿Qué es eso? ¿Será mi capucha? Pensó Caperucita, y se acercó a mirar.
Caperucita muy triste descubrió que sólo era una bolsa de plástico, pero entonces, vio como alguien que llevaba puesta su capucha se iba corriendo hacia una casita del bosque detrás de los árboles. 


Caperucita se apresuró a seguirle hasta la casa y descubrió por la ventana que era el presumido del lobo que tenía puesta la capucha de Caperucita y ahora se estaba cepillando el pelo.
Vaya vaya vaya … pero Caperucita no se iba a quedar quieta sin hacer nada.
Caperucita ya estaba ideando un plan para conseguir de nuevo su capucha roja.

Caperucita, estando ya en casa de su abuela ideó un plan, y cuando salió el sol salieron ambas en busca del lobo. Al llegar a su casa, llamaron a la puerta… toc¡ toc¡ toc¡ Al abrir la puerta, el lobo descubrió que tenían un regalo para él y se puso muy contento, era una capucha roja a su medida con los huecos para las orejas, y así él estaría muy guapo y Caperucita conseguiría su capucha.

Y colorín colorado, este cuento de capuchas rojas se ha terminado.




*   LA BELLA DORMILONA

Érase una vez, una niñita llamada Marina que le gustaba mucho, mucho pero que mucho dormir.
El problema de Marina era que no sólo dormía en la cama, si no que también se dormía en la cocina mientras desayuna, y el en autobús de camino a la escuela, y mientras jugaba en el parque…. 


Un día por la mañana, cuando se tomaba su vasito de leche para desayunar se durmió y soñó con dragones y caballeros, pero… tuvo que terminar rápido de desayunar porque se tenía que ir a la escuela y por eso de golpe se despertó.

En el autobús siguió durmiendo y esta vez soñó con… el señor de los helados y sus maravillosos sabores!


Pii!pii! dijo el autobús.
- (Conductor) Despierta Marina que ya hemos llegado a la escuela.

Marina se bajó del autobús pero no se despertó del todo porque en la escuela también estaba todo el tiempo dormida, ¡es una dormilona!
¿Qué más estará soñando Marina?

Marian tiene un gran repertorio de sueños, esta vez sueña con volar en la escoba de una bruja.

Marina se fue a casa todita dormidita y en el parque se acostó bajo un árbol a soñar otro poco pero esta vez, su sueño tenía algo raro…todos sus personajes estaban dormidos y Marina se aburría sin jugar con ellos.

Marina estaba muy enfadada. ¡Que aburrido es que todo el mundo duerma! Sin el dragón no puede jugar, sin la bruja no puede volar, y sin el heladero no hay helado.
- (Marina) ¡Yo quiero mi cucurucho!

Marina aún duerme, pero creo que su amigo Alberto la va a despertar. Alberto la ha llevado un helado de cucurucho y con su olor a chocolate Marina se ha levantado. Por fin, con la sorpresa Marina, se ha despertado y disfruta con sus amigos del cucurucho. 



*    1, 2, 3…!CERDITOS¡

Los tres cerditos siempre se han parecido mucho, porque son trillizos.
Se llaman Pepo, Pipo y Paco.
Hoy es su cumpleaños y su amigo el lobo les ha hecho un regalo igual a cada uno, es un coche de carreras, pero… Paco no está contento y al rato de jugar con el regalo lo tira al suelo y se marcha enfadado.


Lo que le pasa a Paco es que quiere ser único. Está harto de ser siempre comparado con sus hermanos Pipo y Pepo, por eso ha decidido marcharse.
Ni siquiera sabe donde va… se ha montado en un autobús en el que arriba pone “Destino: Numerolandia”, pero Paco no se ha dado cuenta y se monta sin más.
Entonces el autobús comienza a moverse y tras un rato llega a su destino.

Paco no tiene ni idea de donde está, y sólo se centra en encontrar una oficina de información para conseguir un mapa.
Al llegar a la oficina que estaba al final de la calle, Paco se asusta un poco porque el recepcionista es un pelín raro, ¡parece un número 9!
Nuestro amigo Paco coge el mapa y sale a la calle, pero no puede creer lo que ven sus ojos. 


¡En este pueblo todos son números!

Un número muy anciano que estaba sentado en el banco del parque le pregunta:
- ¿Te gusta nuestro pueblo?
Esa voz es de 3 el Sabio, el más sabio de todo el pueblo de Numerolandia.
Paco ha decidido contarle su historia: ¡él quiere ser único!
3 el Sabio le propone un juego…
- ¿Porqué no me dices cuantos números 5 ves en el parque? Le pregunta a Paco.
- (Paco) Veo 4.
- (3 el Sabio) ¿Y a que todos ellos son distintos entre sí? Está el bebé n º 5, su mamá n º 5 hablando con su vecina 5, y allí a lo lejos está 5 el Policía. Todos son distintos aunque sean números 5.

Paco y 3 el Sabio siguieron jugando adivinando también cuántos números 7 había por allí cerca.

Gracias a aquel anciano Paco comprendió que sus hermanos y él son 3 cerditos, pero también pueden ser 1 cerdito leyendo y 2 durmiendo, o 6 jugando en círculo… ¡Cada uno cuenta! ¡Todos contamos!

Paco vio a lo lejos a sus hermanos y al amigo el lobo que venían a buscarle, y juntos se despidieron de 3 el Sabio y volvieron a casa.
 Una vez en casa, fueron felices y… ¡diferentes!


*   LA COMILONA DE HANSEL Y GRETEL

Érase una vez dos hermanos llamados Hansel y Gretel, a los que les gustaba mucho el chocolate.
Como tenían hambre fueron a la cocina a buscar un tarro de crema de cacao.

Tras buscar mucho en los armarios y la despensa encontraron el tarro de chocolate pero… ¡oh no! ¡Esta vacío!

Hansel y Gretel se pusieron muy tristes pero, mirando sobre la mesa grande del salón que tenían al lado, vieron el periódico de su padre en el que ponía: “Casita de chocolate en medio del bosque, rumores de una bruja malvada”.

Al ver lo que ponía en el periódico, Hansel dijo:
-¿Rumores de una casita de chocolate en medio del bosque? Eso hay que verlo y… ¡comerlo! ¡Vamos Gretel! tenemos que buscarla.

Entonces los hermanos se pusieron sus abrigos y se fueron al bosque con un gran mapa que les guiara en el viaje.

Al cabo de un rato vieron la casita allí a lo lejos… ¡Ya han llegado!


- (Gretel) Éste es el timbre de la casita de chocolate… ¿Quién vivirá en ella?
Gretel llamó al timbre… DIN-DON… pero al parecer no había nadie porque no abrieron la puerta.

Al ver que tenían la casa sola para ellos comenzaron a comérsela toda.
Cuando se quisieron dar cuenta… ¡oh no! ¡Se la han comido entera! Es que estaba todo tan bueno…

Como han comido tanto a Hansel y a Gretel les entra mucho sueño y se echan a dormir en el jardín de la casita.

Al despertarse descubren que están encerrados, parece una jaula… ¿será verdad que en la casita de chocolate vive una bruja malvada que les ha encerrado?
Hansel y Gretel se dan cuenta de que no son barrotes de una jaula lo que ven, sino el cabecero de la cama en la que estaban dormidos. Y allí con ellos en la habitación estaba la anciana que les había cuidado.

- (Hansel) ¡Uppsss! Me parece que la bruja malvada no es ni bruja, ni malvada.
- (Gretel) Es la vieja chocolatera del pueblo que nos ha cuidado mientras dormíamos.
- (anciana) Hola niños, ¡habéis cogido un gran empacho con tanto chocolate!

Pero… Hansel y Gretel se han comido la casa de la vieja chocolatera, ¿Qué pasará ahora? ¡Tienen que arreglarla!
Entonces deciden ayudar ala chocolatera a volver a construir su casita de chocolate y así, los hermanos Hansel y Gretel hicieron una nueva amiga, la vieja chocolatera.
Están muy contentos y vuelven a tener hambre, pero esta vez tendrán que comer un poco de fruta.
¡Por hoy ya han tenido bastante chocolate!


    *      BLANCANIEVES EN MULTICOLOR

En un castillo muy lejano sobre las montañas vive Blancanieves, pero hoy no está de muy buen humor.
Está enfadada por que vive en un mundo en el que todo es blanco y ella está muy harta de que todo a su alrededor sea así.
Todo es blanco en el país de Blancanieves…, hasta ella es blanca, y su pelo, y sus zapatos, y su castillo…
Pero… ¿Qué es eso que entra por la ventana de la habitación de Blancanieves?
De repente aparecen unas gotitas de color rojo y cuando Blancanieves las toca viaja al país de Rojofresa que necesita su ayuda.
Cuando Blancanieves entra en el mundo de Rojofresa ve que todo es rojo y se queda maravillada. A su lado está Rojofresa, el rey del mundo de color rojo que la dice:
-(Rojofresa) Blancanieves, te he hecho venir porque me han dicho que la nata está muy buena y tú que vienes de un lugar que todo es blanco… ¿no tendrás un poquito para mí? Es que en este país todo es rojo y me gustaría tener algo blanco.
Blancanieves saca de su bolsillo un poquito de nata para su amigo Rojofresa y se la da.
Rojofresa le da las gracias a Blancanieves regalándole una fresa muy roja, gesto que hace que Blancanieves esté muy contenta ya que ahora no todo lo que la rodea es blanco.

Cuando regresó a su castillo estaba muy feliz pero… ¡otra vez! ¿Qué es eso?
Otra mancha entra por la ventana de Blancanieves, esta vez es de color azul.
Vaya, vaya, vaya…”eso” es Azulcielo.
- (Blancanieves) Hola, hola, Azulcielo.  ¡Te veo muy contento! Acabo de estar con Rojofresa que quería nata para sus fresas, ¿qué puedes querer tú Azulcielo?
Azulcielo le dice a Blancanieves:
- (Azulcielo) Hola Blancanieves, aquí en mi mundo todo es azul y me gustaría tener alguna nube blanca en el cielo, ¿puedes ayudarme?
Entonces Blancanieves buscando en sus bolsillos encontró dos nubes, una con forma de mariposa y otra con forma de osito, y se las dio a Azulcielo.
Azulcielo al ver que Blancanieves conseguía las nubes se puso muy feliz y le regaló una mariposa azul para su mundo blanco.

Pero… ¿Y ahora? ¿Quién está agarrando de los pies a Blancanieves? Una mancha verde tira de ella hacia abajo. ¡Es Verdehierba! El príncipe del mundo de color verde.
Vaya… ¡Las noticias vuelan!
Verdehierba también se ha enterado de que Blancanieves ha salido de su mundo blanco. Pero, ¿qué puede querer Verdehierba de Blancanieves?
Verdehierba le dice a Blancanieves:
 -(Verdehierba) Hola Blancanieves, necesito tu ayuda, quiero que todos mis amigos puedan jugar en un campo de fútbol pero necesito tu color blanco para hacer las líneas del campo.
Entonces Blancanieves buscando en su bolsillo encuentra un bote de pintura blanco con el que pinta el mundo de color verde de su amigo.
Blancanieves se siente orgullosa de haber ayudado a Verdehierba ¡Y ha conseguido otro regalo! Verdehierba le ha dado un poquito de su césped verde.


Una vez en su castillo, Blancanieves que ya tenía algo rojo, algo azul y algo verde, ve por la ventana que Amarillosol la está llamando y al acercarse a él, viaja a su mundo de color amarillo, el color de los limones, el maíz, el oro, etc.
- (Blancanieves) Hola Amarillosol, parece que tienes mucho calor. ¿Qué puedo hacer yo por ti?
Amarillosol le dice a Blancanieves:
- (Amarillosol) Uff… Blancanieves necesito algo fresco, hace mucho calor aquí donde vivo.
Entonces Blancanieves le contesta:
- (Blancanieves) Claro que sí, te ayudaré. Te daré un poquito de nieve.
Así es como en el país de Amarillosol comenzó a nevar y él se puso muy contento. Como agradecimiento, le dio a Blancanieves un ramito de espigas amarillas.
Cuando Blancanieves volvió a su casa todo estaba mucho más colorido y es porque con los regalos que la habían echo, su mundo ya no era sólo de color blanco.
Y colorín colorado, con rojo, azul, verde y amarillo este cuento se ha acabado.



OTROS CUENTOS INTERESANTES







  • El Osito Glotón, El Búho Plumi, El Panda Manchas, y La Ranita Brincos.

Son los 4 títulos de la Colección Caricias II; Ediciones Saldaña S.A. En todos estos cuentos, la narración es atractiva para el niño por su historia contada con rimas. Es muy interesante para trabajar con niños de 2-3 años, y con mi experiencia, os puedo comentar que les encantan ya que por las rimas se aprenden las últimas palabras y pueden ayudarte a contar el cuento. La tapa es del material Goma Eva y para abrirlo hay que despegar una solapa con velcro. Son cuentos que sirven tanto para la narración como para la manipulación, ya que al tener soporte duro los niños no suelen romperlo con facilidad.
  • Pilocha
Cuento muy bueno para que los niños aprendan las partes de su cuerpo y sus necesidades de alimentación, higiene y sueño. En las primeras páginas, las ilustraciones son un poco oscuras para mi gusto pero el resto de sus páginas y su contenido están muy interesantes.

  • Veo veo... ¿Un ratón? (También existe con los animales gato, caracol y rana).
Este cuento permite al niño jugar al veo veo descubriendo, al desplegar la cartulina, que el animal de la cubierta se va transformando en otros cuatro muy distintos, siendo el último de 70 cm!. A los niños les encanta ver el cuento y los animales que van descubriendo de manera tan original, potenciando su interés e imaginación. Su autor es Guido Van Genechten.

    • Pequeño Azul y Pequeño Amarillo
    Texto e ilustraciones pertenecientes a Leo Lionni, y consiste en un cuento que introduce a los niños en el mundo de los colores mediante la presentación de los personajes Pequeño Azul, Pequeño Amarillo y sus familias, que al juntarse forman el color verde. Lo más interesante del recurso es su trabajo posterior, ya que se pueden elaborar círculos con papel celofán de dichos colores, para que los niños a través de la luz que entre por las ventanas vean como ellos mismos pueden formar el color verde experimentando mediante vivencias propias.

    • Un Ratoncito
    Cuento de Gustavo Roldán, el cual destaco por su característica forma de ser narrado, ya que se cuenta cantándolo. El cuento y las canciones infantiles es un recurso que nunca falla, es lúdico y didáctico y que les encanta a los niños, por eso me parece muy interesante mezclar ambos en uno sólo.

    • Adivina cuánto te quiero
    Es un cuento escrito por Sam McBratney e ilustrado por Anita Jeram. Trata de un conejo grande y uno chiquitito que van poco a poco comparando su amor con objetos hasta que lo comparan con la distancia de la luna y las estrellas. Una manera perfecta para expresarles amor a los niños.



    • ¿Cómo se hace el arco iris?
    El libro mágico de las cintas de colores. Escrito por Betty Ann Schwartz e ilustrado por Dona Turner y de la editorial Beascoa (ISBN 84-488-2091-6). Los más pequeños podrán descubrir con qué colores se hace el arco iris y aprenderlos de forma divertida en compañía de encantadores animales, viendo además como poco a poco va saliendo el arco iris en el cuento en forma de cintas de colores.
    •        ¡Que llega el lobo!
    Es un cuento escrito e ilustrado por el francés Emile Jadoul, y en él, los más pequeños de la casa podrán aprender que no todo es lo que parece y se necesita toda la información antes de hacerse una idea equivocada. Todo empieza un día que a la casita del gran ciervo llega corriendo el conejo gritando que le abran la puerta que llega el lobo, el gran ciervo le deja entrar y le coge la mano, posteriormente pasará lo mismo con el cerdito y el osito. Finalmente cuando llega el lobo todos gritan… ¡Sorpresa! ¡Feliz Cumpleaños Lobo! El libro  impresiona mucho a los niños ya que juega con el efecto sorpresa, parece que al principio todos están muertos de miedo porque viene el lobo pero en realidad le están preparando una fiesta de cumpleaños ya que el resto de animalitos son sus amigos. Está recomendado para niños de 0 a 5 años, tiene poco texto y las tapas son resistentes. Sus ilustraciones y su texto son simples pero encantadores. Ideal para contar el día de cumpleaños de algún niño de clase.


    FERIAS DEL LIBRO








                *   FERIAS DEL MUNDO
    Interesante enlace donde aparecen muchos link hablando de la feria del libro en diversos puntos de la geografía española y de otros países.   
    Lugar online donde nos podemos informar de todas las novedades y reuniones de la celebración del día del libro en Madrid y su correspondiente feria.


    ENLACES
    Blog muy interesante de una maestra infantil donde tiene cuentos que contienen fichas para colorear online y juegos interactivos adecuados para las edades de 3-5 años. Esta muy entretenido ya que las ilustraciones del cuento están realizadas por los mismos niños.

    Estupenda selección de cuentos ordenados de manera alfabética.

    Editorial que presenta online su catálogo de cuentos recomendados para niños a partir de 2, 4, 7 y 9 años, además tiene un apartado de cuentos en catalán. En este sitio Web se encuentra el cuento “La Pequeña Caja de los Horrores” la cual recomiendo en una de mis entradas del blog, denominada “Descanso y trastornos del sueño”.











    1 comentario:

    1. Mucha gente odia los cuentos tradicionales porque hablan de cosas horribles como ser devorados, mal-tratados, de ogros, lobos, madrastras o brujas malvadas. Esto es para evitarles que sufran. PERO los niños viven momentos de sufrimiento cuando alguien les chilla, les regaña injustamente, cuando mamá tarda en venir a buscarles y temen ser abandonados... presencian excesos y cosas que no siempre entienden. estos cuentos hablan de ESOS sentimientos, de esos temores y miedos. les ponen nombre, sitúan la angustia flotante en un personaje concreto. eso ayuda a desdramatizar miedos universales y saber que igual que los héroes de los cuentos habrá una solución.

      ResponderEliminar